Calle de Luis Álvarez Lencero 3
06011 Badajoz
Teléfono:
+34 924 256 868
Email:
informacion@rpmgarantie.es

El Plan Alemán como las tres claves de la solución del AdBlue para la salvación del Disel.

admin
by

RPM

En las últimas semanas os hemos hablado acerca de cómo Alemania pretende salvar al diésel empleando AdBlue o, mejor dicho, cómo Alemania está proponiendo soluciones a los propietarios de diésel antiguos, para que puedan conseguir que sus coches reduzcan sus emisiones, y puedan acceder con pleno derecho a las áreas restringidas al tráfico, que cada vez afectan a más ciudades. La modernización de los diésel antiguos instalando sistemas AdBlue, también conocida como el retrofit AdBlue de los diésel, ya ha comenzado. Los primeros kits de AdBlue han sido aprobados, las autoridades han comenzado a conceder las etiquetas medioambientales, e incluso los fabricantes están sufragando las conversiones a sus clientes.

1. Aprobado el kit AdBlue para diésel antiguos

Cuando nos proponemos realizar una modificación profunda en un coche, y especialmente si afecta a sistemas anticontaminación, es necesario que las autoridades la aprueben y homologuen. Las autoridades alemanas, en este caso la KBA, ya están aprobando los kits que han desarrollado diferentes proveedores. Estos kits se componen de un sistema compacto que incorpora el filtro de partículas, y el sistema de inyección de AdBlue, en el mismo lugar de la línea de escape en el que en un diésel antiguo se encontraba únicamente el filtro de partículas.

El kit incluye también el depósito de AdBlue, las correspondientes canalizaciones, y las modificaciones en el software de la centralita que regularán cuándo y cuánto AdBlue ha de emplearse para reducir las emisiones de NOx de los gases de escape. El kit completo suele tener un precio aproximado alrededor de los 3.000 euros.

 

2. Superando las restricciones a los diésel
Alemania ha comenzado a endurecer las restricciones al tráfico, especialmente para los diésel más antiguos. El escándalo de Volkswagen, la preocupación por la calidad del aire en las ciudades, y una serie de juicios, inició una reacción en cadena que hoy en día los gobernantes no pueden parar. Alemania perdió el control de las restricciones en el momento en que la Deutsche Umwelthilfe llevó a los tribunales este asunto, y los jueces fallaron propiciando las restricciones y reconociendo que la salud de los ciudadanos es un derecho más importante que la libertad de circulación de los conductores. Independientemente del signo de los alcaldes que regentan los ayuntamientos, muchas ciudades alemanas están viéndose obligadas a restringir al tráfico en ciertas zonas por orden judicial.

A diferencia de las restricciones que se están llevando a cabo en España, como Madrid Central, y que afectan tanto a los diésel antiguos, como a los modernos, en Alemania se han centrado sobre todo en los diésel más antiguos, en los que prescinden de filtro de partículas, e incluso en aquellos que sí cuentan con este filtro, pero prescinden de AdBlue.

La solución actual, de la cual hablamos en este artículo, permite que un coche que sí dispone de filtro de partículas, pero no AdBlue, incorpore este sistema y reciba el etiquetado medioambiental necesario para poder acceder legalmente a estas áreas restringidas al tráfico.

3. La contribución de los fabricantes
Tras saltar el escándalo de los diésel de Volkswagen, todos aquellos fabricantes en los que se hallaron irregularidades en la homologación de sus diésel tuvieron que sufragar las correspondientes modificaciones en los coches de sus clientes. En Alemania, los fabricantes de casa fueron más allá, y ofrecieron actualizaciones de software a los coches de sus clientes para reducir las emisiones incluso en aquellos coches que no estaban afectados por ningún fraude.

La aprobación de los kits de actualización de AdBlue para diésel antiguos abre otra puerta. Mercedes ya ha comenzado a sufragar la instalación de AdBlue en los diésel antiguos de algunos clientes. Según se vayan aprobando nuevos kits, es muy probable que otros fabricantes alemanes hagan lo propio, y sufraguen total o parcialmente la actualización de los diésel antiguos de sus clientes.


admin

RPM Garantie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *